«

»

Termografía. Análisis y eficiencia energética en CPD y edificios.

CliAtec pone a disposición de sus clientes, análisis y auditorias Termograficas mediante equipo TI25 de Fluke.

Las imágenes térmicas de los sistemas eléctricos nos hacen ver cuál es el estado en el que está funciando un sistema. Desde sus inicios, la termografía se ha utilizado para la inspección de los sistemas eléctricos.

¿Por qué es importante la termografía? Es buena para el seguimiento constante de los sistemas eléctricos ya que desde el momento en el que se instalan sus componentes se empiezan a deteriorar. Muchos son los factores que provocan que las conexiones eléctricas se aflojen, no solo por la carga de un circuito, sino también por las vibraciones, la fatiga y el transcurrir del tiempo además de las condiciones medioambientales en las cuales se mantienen. La termografía sirve para localizar todos esos deterioros, ya que en el caso de no repararse, estos fallos provocarán averías en un corto-medio plazo. Aunque otras factores también nos facilitan la posibilidad de detectar este tipo de problemas, ya que conexiones que no se encuentran en un estado óptimo, la resistencia es mayor y se genera un aumento del calor que desprende, que con revisiones de termografía pueden ser detectadas.

Esto nos puede evitar males mayores como incendios y paradas de los sistemas. Con simples revisiones periódicas, la detección de fallos grav se reducen drásticamente. Esto, además, nos produce una reducción en los costes que debería asumir la empresa en el caso de que se produjesen los fallos.

Este artículo nos explica los beneficios del uso de la termografia así como el uso que se debe hacer de la misma para detectar y solucionar el deterioramiento en conexiones de sistemas eléctricos.

Qué puedo comprobar:

Comprobar los cuadros sin cubier¬tas, paneles de acrílico o puertas con la potencia en al menos un 40 % de la carga máxima.
Mida la carga para que le sirva como base al realizar comparativas en condiciones normales de funcionamiento de los sistemas. Precaución: sólo aquel personal que esté cualificado y que tenga la cualificación para desarrollar dichos trabajos podrá retirar las cubiertas de los cuadros eléctricos.
Capture imágenes térmicas de las conexiones con temperaturas mayores a la media que tengan cargas similares y las mismas condiciones.

Qué buscar:

Todas aquellas conexiones que tengan temperaturas superiores al resto. Una resistencia elevada (debida en muchos casos a corrosión en la conexión, que se hayan aflojado o apretado demasiado las mismas). Suelen aparecer como puntos calientes y a medida que nos alejamos del mismo, se van enfriando.

La mejor solución para evitar estos problemas, es crear inspecciones normalizadas de cuadros eléctricos y otras conexiones de carga alta, tales como variadores, protecciones, controles, etc. Conserve las imágenes para comprarlas posteriormente.

“Alerta roja”:

Si una anomalía compromete la seguridad del equipo debe repararse lo más pronto posible. Si la diferencia de temperatura (ΔT) entre componentes similares bajo cargas similares supera los 15°C, debe repararse.
Igualmente, lo recomienda para aquellos casos en los que la ΔT de un componente y del aire ambiente supere los 40°C.

Cuál es el precio de una avería:

Si no se arregla, puede fundir un fusible e interrumpir todo el proceso de producción. El tiempo perdido durante el colapso del sistema provocan diversas perdidas del proceso que varían en función del sector y el proceso que se lleve a cabo.

Seguimiento

Las conexiones sobrecalentadas deben desmontarse, limpiarse, repararse y volverse a ajustar. En el caso de continuar la anomalía, el origen puede deberse a otra pieza aunque siempre es recomendable revisar el trabajo desarrollado para descartarlo completamente. Utilice un multímetro, una pinza amperimétrica o un analizador de calidad eléctrica para localizar otras posibles causas. Cuando localice el problema con una cámara termográfica, utilice software que registre sus mediciones en un informe, donde incluya imagen térmica y digital del equipo. Es la mejor forma de documentar los equipos y de informar de las reparaciones que se deben realizar.