«

»

Tendencias en eficiencia energética y climatización de centros de datos II

Continuamos con nuestra serie de post sobre el tema que iniciamos con la refrigeración líquida y su inminente llegada. En el post de esta semana nos vamos a centrar en las tendencias en los sistemas tradicionales de aire acondicionado de precisión. Y es que hasta que hasta que la refrigeración líquida tome el protagonismo en nuestros CPD y se produzca la aceptación del agua en nuestras sala -siempre que las necesidades de carga nos lo permitan-, seguiremos conviviendo con el aire, los pasillos y los cerramientos de pasillo frío / caliente.En estos casos vemos que las tendencias, marcadas por ASHRAE, van dirigidas a buscar la máxima capacidad y eficiencia. Estas son:

  • Aumento de temperatura de entrada de aire al servidor hasta 27ºC. esto implica que las temperaturas de retorno a los acondicionadores de aire sean de 35ºC- 38ºC, algo que muchos usuarios no están dispuestos.
  • Contención / segregación de aire frío caliente.
  • Regulación de temperatura en pasillo frío. Actualmente la mayoría de los data center están regulando los sistemas de climatización en función de la temperatura de retorno de aire al equipo de aire acondicionado. La tendencia es regular en función de la temperatura del pasillo frío.
  • Ventiladores con caudal de aire variable. Aunque todavía cueste creerlo, está demostrado que consume mucho menos cuatro ventiladores girando al 50% que 2 funcionando al 100% y 2 parados.
  • Utilizar técnicas de Freecooling directo o indirecto.
  • Utilizar refrigeración adiabática.

El Freecooling y el peso de la eficiencia

imagen Fuente: Systemair

No se concibe el diseño de un centro de datos nuevo que no contemple las soluciones de Freecooling directo o indirecto y, dependiendo de las condiciones climatológicas de la zona, con refrigeración adiabática.

El enfriamiento adiabático resulta eficaz en climas cálidos y secos, en los que conseguimos entre 10ºC y 15ºC de bajada de temperatura del aire debido a la evaporación de agua. Esto nos permite aumentar considerablemente el número de horas de “enfriamiento natural”. Su mayor inconveniente es el uso de agua, pero todavía este sistema consume menos agua, para la misma capacidad de enfriamiento, que una torre de refrigeración estándar.

Los CPDs actuales con un diseño tradicional, siempre que la climatología nos lo permita, se deberían rediseñar para implementar técnicas de Freecooling directo o indirecto. Estas técnicas junto con la refrigeración adiabática, la contención del pasillo frío y un aumento de la temperatura de entrada de aire al servidor nos permiten unos porcentajes de ahorro energético elevadísimos. En el 80% de los CPD de España se podrían implementar técnicas de Freecooling.