«

»

Sistemas de categoría 8, pensados para tu CPD

¿Es posible lograr en tu CPD, una velocidad de transmisión de tus datos de 40 G en cobre?, ¿Cuatro veces más que la Categoría 6A? Con los sistemas de Categoría 8 del fabricante Leviton, la respuesta es sí. Para refrescar un poco la memoria, vamos a hacer un repaso de lo que es la Categoría 8, cómo surge y qué aporta en el cableado estructurado de un data center.

Soluciones de cableado capaces de soportar las nuevas redes

Hace ya más de dos décadas que los sistemas de cableado estructurado trabajan en entornos de sistemas de conectividad abierta para la transmisión de voz y data. Ahora, además, se suman vídeo y audio. Si en un principio se creía que el ancho de banda de los sistemas basados en cobre se verían superados por la fibra óptica y los sistemas inalámbricos, los nuevos sistemas como la Categoría 8 demuestran que la transmisión de información puede competir con ellos y asegurar la velocidad de la misma.
cableado estructurado data center con sistemas categoria 8
Las instituciones que establecen el cableado estructurado, el IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), la ANSI (American National Standards Institute) y la TIA ( Telecommunications Industry Association) reconocen varias categorías, aunque para entornos CPD, la normativa sólo acepta a partir de la categoría 6A. La categoría 6A soporta un tráfico de 10Gbps mientras que la Categoría 8 está preparada para soportar un ancho de banda de 2000 MHz.

Prepararse para la Categoría 8

Las soluciones de cableado de Categoría 8 de LEVITON son capaces de soportar las nuevas redes de 25/40GBASE-T. La gran ventaja de estos nuevos sistemas es que pueden ser utilizados por el mismo cable de par trenzado y la misma interfaz de RJ 45. Estos sistemas de cableado no son recomendables para redes empresariales o locales, debido a la limitación de 30m de canal.

Nosotros, desde CliAtec recomendamos estos sistemas, para cualquier enlace a realizar dentro un CPD, ya que las aplicaciones requieran velocidades superiores a 10 Gb/s, y la distancia entre punto y punto no suele superar los 30 metros. Según IEEE, los enlaces de 30 metros o menos representan el 80 por ciento de las conexiones de centros de datos.
Frente a la fibra óptica, la fibra ofrece el beneficio de trabajar a distancias más largas y con baja potencia, y puede permitir un diámetro de cable más pequeño. Sin embargo, los altos costes del equipo activo para fibra la convierten en una opción que no todos los usuarios finales pueden justificar.
Incluso si la Categoría 8 no es parte de una estrategia inmediata de centro de datos, recomendamos anticipar futuras actualizaciones de tecnología en su diseño de infraestructura de red actual. Esto significa considerar las distancias de cables, número de enlaces, el apantallamiento, etc.
En definitiva, prepararse para la Categoría 8 ahora creará una migración simple y rentable en el futuro.