«

»

Los Data Center que llegaron del frío

La localización como uno de los factores determinantes a la hora de optimizar costes en los data center es una de las tendencias que se están imponiendo en el mercado de los centros de procesamiento de datos. Los grandes operadores del sector como Google o Facebook ya disponen de data center en el Norte de Europa y siguen explorando proyectos de búsqueda de la mejor y más eficiente localización para sus instalaciones. ¿Las razones? Optimización de recursos y eficiencia energética que se traduce en menores costes operativos. Y en este escenario, el Norte de Europa se dibuja como el punto neurálgico de este nuevo entramado de ubicaciones de cpd.

La milla de oro, el Norte de Europa

El Norte de Europa ha sido ya explorado y elegido por algunas de las más importantes compañías para desarrollar allí sus proyectos de CPD. La disponibilidad de recursos naturales ilimitados permite explotar las instalaciones con un coste operativo muy bajo. La disponibilidad de agua fría ilimitada y gratuita durante todo el año permite refrigerar los data centers con freecooling, prácticamente a coste cero. Otro factor importante es la disponibilidad de energía eléctrica barata y de origen ecológico ya sea eólico o hidráulico.

Compañías como Facebook, en Suecia y Green Mountain, en Noruega, donde ocupa un antiguo almacén de armamento de la OTAN bajo una montaña, ya ha desarrollado proyectos muy eficientes y seguros en esta zona.

Recientemente, el consorcio noruego-americano Kolos ha anunciado la próxima construcción de un Data Center de 600.000 metros cuadrados en el norte de Noruega, en una pequeña ciudad llamada Ballangen. Este CPD, que pasa por ser el más grande del mundo, tendrá una capacidad una vez terminado y funcionando al 100% de 1.000 MW, se refrigerará en modo freecooling con agua fría de un fiordo y se alimentará con energía eléctrica limpia proveniente de generación hidráulica y eólica. Su localización en un sitio apartado, le garantiza, igualmente, mucha seguridad física. El proyecto, aún en fase de captación de financiación, generará entre 2.000 y 3.000 puestos de trabajo.