«

»

La temperatura en el CPD. ¿Qué es y cómo se mide?

Cuando se habla de la temperatura en un CPD, realmente no queda claro a qué nos estamos refiriendo.

Habitualmente esa referencia siempre es a la temperatura de retorno a los equipos de climatización pero, ¿es esa la temperatura real del CPD? Parece claro que la respuesta es no, ya que en el centro de datos existen varias zonas claramente diferenciadas, cada una con su temperatura.

Siguiendo el ciclo de acondicionamiento del aire, en primer lugar existe una temperatura de impulsión del aire frío (al plenum del falso suelo, al ambiente, a un pasillo encapsulado, a un conducto).

Seguidamente hay una temperatura de entrada de ese aire frío a los equipos informáticos.

A continuación existe una temperatura de salida de ese aire de los equipos IT al pasillo caliente y, finalmente una temperatura de retorno a los equipos de climatización. Visto desde este punto de vista, el análisis de la temperatura no se debe limitar a un solo valor.

ASHRAE recomienda que los valores de temperatura de entrada al equipamiento IT sean entre 20ºC y 27ºC. Los de la temperatura de retorno hasta 32ºC. En base a estas temperaturas, la recomendación para el pasillo caliente es que la temperatura debe de estar entre 30ºC y 38ºC.

No debemos perder de vista que, a mayores temperaturas, mejor rendimiento y eficiencia energética de los equipos de climatización. Debido a todo lo mencionado anteriormente no debemos buscar que todo el CPD esté a una temperatura demasiado baja porque significará que estamos dilapidando energía de forma absurda así como sometiendo a los equipos de climatización a un innecesario desgaste.

Un consejo. Dado que en muchos centros de datos se mide exclusivamente la temperatura de retorno a través de las sondas situadas en los equipos de climatización, nuestra recomendación es la siguiente:

• Cuando el retorno es libre, por lo tanto, inevitablemente existirán mezclas de aire frio y caliente, recomendamos que la consigna de retorno se sitúe en 24-26ºC.

• Cuando el retorno es directo de pasillo caliente o de plenum de aire caliente, como en la figura adjunta, donde no se produce mezcla de aire frio y caliente, recomendamos que la consigna de retorno se sitúe en 30-34ºC.