«

»

Cómo la inteligencia artificial está cambiando el mercado del datacenter

Inteligencia artificial y transformación digital. Dos combinaciones de palabras que van últimamente en binomio. Pero, ¿Y si este binomio estuviera redefiniendo el sector de los centro de datos? ¿Cómo está influyendo en su concepción, diseño e infraestructuras? Impacto en la automatización, la seguridad y el ahorro energético son algunos de los puntos de un espectro aún sin delimitar, en el que la inteligencia artificial apunta nuevos caminos en el sector de los centros de procesos de datos

Siguiendo la huella de Google

El aprendizaje automático está mucho más presente en nuestra vida cotidiana de lo que se pueda pensar. Desde nuestros teléfonos móviles hasta los asistentes de voz de nuestros ordenadores o el reconocimiento de imágenes. Pero esta inteligencia artificial también puede servir para hacer frente a retos y desafíos que se presentan en una sociedad digitalizada. Uno de ellos es el consumo de energía. La reducción de ese consumo y la mejora del PUE es una constante para los data centers. No sólo por la optimización de recursos sino también por la búsqueda de la permanente eficiencia energética. Con el empleo del sistema de inteligencia artificial DeepMind, Google ha logrado reducir el consumo de energía en sus centros de datos en un 40%. Los algoritmos encontraron oportunidades de ahorro a través de variables de sus cpds, que los ingenieros por sí solos no pudieron lograr.

Inteligencia Artificial y Data Centers

Futuro definido por siglas: AI, IoT

Los dos factores clave sobre cómo se construirán los centros de datos en el futuro son la inteligencia artificial y el Internet de las cosas. Zaid Ali Kahn, Director Senior de Ingeniería de Infraestructura, en LinkedIn, adelantó en el congreso de DataCloud en Dublín las líneas maestras de cómo las nuevas tecnologías cambiarán el diseño y ejecución de los data centers. Una de esas líneas será el nuevo concepto de refrigeración en los centros de procesos de datos. Predijo que , la refrigeración líquida realmente va a despegar. Ya no se trata tan sólo de ir al lugar más frío del planeta. Se trata de acercar los recursos frigoríficos a la verdadera fuente de calor que es el servidor, incluso el microprocesador.
La mejora de las infraestructuras, la fiabilidad de las aplicaciones, la garantía de conectividad total, y, especialmente, las recomendaciones basadas en un aprendizaje automático avanzado serán las coordenadas de la nueva generación de los data center