«

»

CPD Modulares: una opción en alza

El mercado de los centros de datos alcanzará en 2017 los 36.100 millones de dólares a nivel mundial, de los cuales un 26,4% corresponderá a la facturación europea. En este contexto, los CPD que registrarán un mayor crecimiento serán los centros de datos modulares que llegarán a alcanzar un incremento del 30% en 2019, según datos recabados por Adam Center y la agencia King E-client. Al margen de las estadísticas y tendencias, ¿Sabemos lo que son los centros de datos modulares? ¿Cómo surgieron? ¿Cuáles son sus ventajas? 

Ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog como la gran demanda de datos de la sociedad actual está convirtiendo a los cpd en un núcleo cada vez más esencial en los negocios. Vivimos en un entorno dinámico, con exigencias de contenido, de apps, de conexión, en definitiva, de grandes volúmenes de datos por parte de usuarios y clientes. En este contexto, los data centers tienen que optimizarse al máximo buscando soluciones que les hagan más ágiles y eficientes. Una de estas soluciones son los centros de datos modulares.

Alto rendimiento y escalabilidad

Surgidos como una alternativa al centro de datos tradicional, los centros de datos modulares son un conjunto de varios módulos personalizados que incluyen pre-ingeniería, energía, refrigeración y módulos generadores. Se construyen, se prueban en fábrica y luego se transportan y se envían a su ubicación definitiva. Algunas de sus características son la flexibilidad y la movilidad, pueden añadirse a un centro de datos ya existente con lo que se puede atender a la demanda de más capacidad de los cpd sin interrumpir el servicio. Además, se pueden incorporar nuevos módulos en la medida que esta demanda crezca por lo que la respuesta a los entornos cambiantes es rápida y ágil.

CPD Modulares basado en componentes de Rittal

Enfoque: Eficiencia Energética

Con el enfoque de la eficiencia energética como punto de referencia, los cpd modulares se adaptan muy bien  a las exigencias de infraestructuras del mercado de hoy en día. Se trata de un data center que puede ir creciendo a medida que se va necesitando más capacidad. Ahorros significativos en los costes de diseño, planificación y ejecución de los data center y alta capacidad para adaptarse a las necesidades del momento son sus principales características.

En definitiva, los centros de datos modulares son una de las respuestas a los desafíos que actualmente afrontan los departamentos de IT que se ven obligados a reducir costes sin reducir la productividad.