«

»

Centros de Datos Ecológicos y Opciones de Cableado

La eficiencia energética es la característica predominante en los centros de datos ecológicos. Adoptar nuevas tecnologías de cableado puede asegurar el cumplimiento del código de conducta para centros de datos (Code of Conduct for Data Centres) de la UE, además de permitir a las organizaciones y empresas un ahorro OpEx significativo a largo plazo. El responsable de I+D de Brand- Rex, Ken Hodge, expone cómo una elección bien documentada puede mantener una buena refrigeración en estos centros.

Se prevé que el consumo de los centros de datos en la Europa Occidental incremente 56TWh al año en 2007 a 104TWh en 2020 . Esto no sólo supone un problema para la política medioambiental
de la UE, sino que además repercute directamente en las ganancias y pérdidas de cualquier organización que funcione con un centro de datos.

Los centros de datos se diseñaron en un principio para poder albergar una futura expansión de los mismos, y la mayoría utilizan una gran cantidad de fuentes de alimentación redundante y sistemas de aire acondicionado para tener más seguridad. En origen, los gastos derivados de ello se asumieron como ínfimos en pos de la buena marcha del negocio, pero el incremento de las facturas de la luz se ha convertido en un factor importante a la hora de evaluar el coste general del centro.

La iniciativa de los centros de datos ecológicos de la UE

El código de conducta para centros de datos (versión 1.0), publicado por el Instituto para la Energía de la Comisión Europea en 2008, pretende fomentar la reducción del consumo de energía promoviendo el conocimiento de la demanda energética, despertando la conciencia social y recomendando buenas prácticas y objetivos para un consumo
de energía más rentable.

- Consumo TI: el consumo de energía de los equipamientos de las TI.

- Consumo de las instalaciones: los sistemas mecánicos y eléctricos que sustentan la carga eléctrica de las TI, tales como aire acondicionado o sistemas de refrigeración.

A fecha de hoy es una iniciativa voluntaria en la que se proponen una serie de medidas previamente acordadas. Sin embargo, estas Buenas Prácticas son necesarias para cualquier organización que busque el rendimiento óptimo de la energía que consume.

La conexión del cableado

Refrigerar los centros de datos supone una gran pérdida de energía, por lo que una pequeña reducción en la potencia utilizada o en la ventilación tiene una repercusión enorme en el suministro de energía a los servicios. Abrir caminos para el paso del aire en los falsos suelos y techos puede reducir de manera significativa la energía que se utiliza para la circulación del aire.

Los cables y las bandejas porta cables pueden obstruir los conductos de aire y crear turbulencias, incrementando así la resistencia y la energía requerida para el movimiento del aire; de esta manera la elección del cableado se convierte en un hecho crucial a la hora de escoger el equipamiento de un nuevo centro de datos.

El sistema de fluidodinámica computacional (CFD) se utiliza normalmente para visualizar térmicamente un centro de datos.

La figura 1 representa un centro de datos pequeño, de 300 m2 y un falso suelo de ½ m con baldosas perforadas frente a cada rack. La simulación del CFD incluye la temperatura de la habitación y de los racks; la presión, el volumen y flujo del aire por encima y debajo del suelo, y la capacidad de refrigeración por baldosa.

En este ejemplo se puede observar que las reducciones del diámetro exterior del cableado del falso suelo se traducen en una importante mejora del flujo de los racks. Este centro de datos alberga cierto número de servidores de 3kW y sus racks, los cuales tienen más de 100 cables conectados. La tasa del flujo de aire que traspasa las baldosas perforadas, sin cables bajo el suelo, está entre 10,82 y 12,20 metros cúbicos por minuto (m3/min), por baldosa. Si instalamos una bandeja de cables tradicional de 7,2 mm de diámetro exterior bajo el falso suelo, la tasa se reduce de 11,07 a 12,01 m3/min. Si el diámetro exterior del cable es de 8,5mm, la tasa entonces cae de 10,22 a 11,10 m3/min.

Efectivamente, el cableado tradicional provoca al menos un 10% de reducción en la refrigeración del aire. Sin embargo, utilizando cables reducidos de última generación (5,5mm de diámetro exterior) la tasa de aire se mantiene entre 10,78 y 12,37 m3/min. De esta manera se evita la reducción del flujo de aire, lo cual se traduce en ahorro de energía y gastos.

Allanar el camino hacia un rendimiento óptimo

Los cables miniaturizados son una solución desarrollada exclusivamente para los centros de datos. Al tener un diámetro pequeño y una mayor flexibilidad y ligereza, estos “microcables” no sólo ahorran espacio para que el flujo de aire sea mayor y ahorrar energía directamente, sino que además son óptimos para las interconexiones de alta densidad y otras zonas con grandes concentraciones de cables, como las redes de áreas de almacenamiento.

El CFD es una herramienta cara que no siempre se emplea a la hora de diseñar los centros de datos. Las Buenas Prácticas sugeridas por el código de conducta de la UE ofrecen una buena alternativa, y el uso de cableado miniaturizado ayuda a que el aire fluya entre los cables y reduce los gastos de refrigeración a largo plazo.

1. Basado en el borrador del modelo instaurado por el European Enterprise Server para el Programa de Transformación de Mercado en el Reino Unido. Asume una ratio de 1:2 entre la electricidad consumida por el equipo de servidores dentro del centro de datos y la energía consumida para refrigerar un equipo a través de las pérdidas de energía.

En cliAtec apostamos por la Eficiencia Energética adoptando este tipo de tecnologías en nuestros diseños y soluciones integrales para Centros de Datos.

Para más información póngase en contacto con el departamento de Networking e infraestructura de CPDs.