«

»

Centros de datos del futuro: más software, más nube

Anticipar las tendencias de lo que va a ser el data center del futuro tiene mucho que ver con la actual sociedad conectada, lo nuevos hábitos de consumo de la economía digital y la aplicación de las nuevas tecnologías para reducir el consumo total de energía y las emisiones de CO2 de los centros de procesos de datos, señalados por algunos informes de ser grandes devoradores de recursos. Poniéndole cifras, el 2% del consumo eléctrico mundial, al menos los de Europa y Estados Unidos.

Eficiencia energética y sostenibilidad ya no son una tendencia, se han convertido en una constante tanto en el diseño como en la gestión de los centros de procesamiento de datos. Quizá en el futuro de los centros de datos, el software tenga un papel protagonista. Como el que está acaparando cada vez con más fuerza los SDDC.

Centros de Datos definidos por Software (SDDC)

Según los informes de la consultora Garner, los centros de datos definidos por software (SDDC, por sus siglas en inglés) serán los que predominen entre las grandes empresas en 2020 y los que podrán asegurar la evolución del negocio digital.

Es una de las últimas tendencias que está impulsando una mayor eficiencia en los centros de datos fundamentalmente porque se ajusta el aprovisionamiento de energía a la capacidad del cpd y porque permite gestionar los recursos de una manera más eficaz.

Además se puede reconfigurar la infraestructura de acuerdo con el proyecto sin cambiar los recursos del centro de datos, por ejemplo, para un proyecto de computación pesada y luego para otro que utiliza el ancho de banda.

 

El cloud redefinirá la industria de los data center

El reto del cloud

El cloud ha transformado los servicios y está redefiniendo la industria de los data centers, quizá reescribirá su futuro. Los centros de datos ya no son sólo espacios físicos donde se emplazan los equipos electrónicos que guardan los datos de una organización de manera confiable. Racks, servidores, cableados, equipos de climatización están evolucionando hacia el cloud computing, la computación en la nube. Entre las ventajas de este nuevo entorno:

  • escalabilidad
  • flexibilidad
  • disponibilidad
  • pago por uso

Sin embargo, para tener una consistente apuesta cloud las empresas deben ofrecer un valor diferencial en sus infraestructuras físicas con una importante red de data centers. Esta perspectiva resulta fundamental para diseñar soluciones de alojamiento y servicios de mayor calidad.

Prácticas recomendadas

Los entornos TI se están erigiendo como un nuevo valor de negocio para afrontar este nuevo escenario. Entre las prácticas más recomendadas para conseguir centros de datos que trabajen con la máxima eficiencia energética y el mínimo impacto ambiental figuran:

  • aprovechar la técnica del freecooling
  • optimizar la distribución de la energía
  • gestionar la circulación del aire
  • elevar la temperatura al menos a 26º

Y aunque, de momento, no es de obligado cumplimiento, la Unión Europea está trabajando por la eficiencia energética de los CPD’s estableciendo normativas y mejores prácticas e impulsando proyectos de investigación. Uno de estos proyectos, es ReneWit, cuyo objetivo final es implementar en CPD estrategias de eficiencia energética y utilización de energías renovables para conseguir ahorros hasta del 80% así como emisiones casi nulas de CO2.