«

»

4 pasos para refrigeración adiabática en una data center

La refrigeración adiabática o evaporativa es una técnica, cada vez más utilizada, para la refrigeración sin compresor y mantener el control de la humedad en un CPD. Consiste básicamente en cruzar una corriente de aire caliente y de baja humedad relativa con agua pulverizada. Lo que sucede a continuación es que el agua al evaporarse, absorbe calor del aire, y consigue disminuir significativamente su temperatura. El resultado es la disminución eficiente de la temperatura del aire y aumento de su humedad relativa con el consiguiente ahorro y optimización energética. Ahora bien, ¿cómo implementarlo en un data center?

Los 4 pasos para comenzar con la refrigeración adiabática en tu cpd

En nuestro blog ya hemos hablado en ocasiones anteriores sobre esta técnica como una tendencia de eficiencia energética en la climatización de centros de datos. Ahora te explicamos los pasos para implementarla en tu cpd:

  • Se deben cumplir las condiciones de temperatura y humedad adecuadas (alta temperatura y humedad relativa baja).
  • Instalar un elemento de ventilación que gestione la recirculación de aire. Dicho bloque está compuesto por un ventilador (que forzará la entrada de aire del exterior) y una compuerta de regulación (que regulará el caudal de aire que se introduce).
  • Instalar un sistema de producción de agua nebulizada, que se mezclará con el aire exterior.
  • Instalar un sistema de gestión y control, que mida la temperatura y la humedad en el interior del CPD y regule el caudal de aire exterior y la producción de agua nebulizada en función de las necesidades.

Sistema Pulverización Refrigeración Adiabática

La refrigeración adiabática contribuye a mantener los niveles de humedad y temperatura ideales de forma precisa y eficiente, ya que reduce significativamente el consumo de energía. Para ello, podemos humectar directamente en la propia sala (humectación por ultrasonidos) o en los equipos de producción de frío (UTAs, aerorrefrigeradores o chillers).

Aplicaciones en un CPD

Freecooling Directo

En freecooling directo introducimos aire del exterior directamente a la sala cuando se cumplan las condiciones de temperatura y humedad adecuadas. Previamente, este aire se puede acondicionar utilizando la refrigeración adiabática para evaporar el agua directamente en la impulsión. El aire cede calor sensible al agua evaporándola, su temperatura de bulbo seco baja y se incrementa la humedad. De esta manera, podemos realizar freecooling un mayor número de horas, aprovechando los períodos en los que hay una alta temperatura y una baja humedad.

refrigeración adiabática freecooling directo cpd

Refrigeración por ultrasonidos en pasillo frío

Una variable que se puede utilizar en Freecooling directo es introducir la refrigeración adiabática directamente en el pasillo frio. En este caso, generamos vapor por ultrasonidos en la propia sala para humectar y bajar la temperatura del aire. Para ello, siempre se debe trabajar por encima de la temperatura de rocío, aportando la humedad al ambiente de forma totalmente segura, sin generar condensaciones.

Refrigeración por ultrasonidos en pasillo frío

Freecooling indirecto

Cuando no se puede realizar freecooling directo para introducir aire desde el exterior, ya sea por la existencia de ambientes agresivos o contaminados, podemos utilizar la alternativa del freecooling indirecto. Resulta particularmente útil en climas muy fríos o cálidos y secos, donde se puede enfriar el aire exterior mediante la refrigeración adiabática, pudiendo realizar freecooling durante un gran número de horas al año. De esta manera, se maximiza el intercambio de calor entre el aire exterior y el aire del CPD en un circuito cerrado para alcanzar las condiciones interiores de una manera más eficiente.

refrigeración adiabática freecooling indirecto

Aerorrefrigeradores y chillers

Los chillers y los aerorrefrigeradores están diseñados para trabajar en base a una temperatura máxima exterior, a partir de la cual pierden rendimiento. En estas circunstancias, se puede utilizar la refrigeración adiabática o evaporativa para absorber temperatura del aire mediante la pulverización de agua atomizada. Con ello, se consigue reducir la temperatura del aire exterior considerablemente, eliminando la posibilidad de que se produzcan caídas por alta presión en el sistema de refrigeración. De esta forma, se elimina la necesidad de sobredimensionar los equipos para hacer frente a estas condiciones tan adversas, lo que supone una gran mejora, tanto a nivel económico como ambiental.

refrigeración en aerorrefrigerador refrigeración adiabática

cliAtec 360º Data Center proporciona soluciones de refrigeración adaptadas a las últimas tendencias el sector, como es el caso de la refrigeración adiabática, con la que se puede conseguir una gran eficiencia energética en su cpd, además del consiguiente ahorro y optimización de costes.